Lima,Domingo 12 de Agosto del 2001
 
 
La Búsqueda del tesoro
12/8/2001

En el siglo pasado fueron varios los cusqueños que se aventuraron a internarse en la Chinkana a través del ingreso en Sacsahuamán, para buscar el tesoro del Inca que según la leyenda lleva escondido en el túnel cientos de años.

Según cuentan, todos estos exploradores retornaron exhaustos y casi agonizantes debido al hambre y el frío. Asimismo, relataban extrañas historias sobre un laberíntico túnel que se ramificaba en varios pasadizos subiendo y bajando por laderas subterráneas, así como de la existencia de misteriosas luces en medio de la oscuridad.

Aparte del muchachito cusqueño que en 1890 logró cruzar el túnel y supuestamente encontró un choclo de oro puro, nadie más ha logrado repetir la hazaña, pese a que ha despertado el interés -y la codicia- de muchos investigadores y curiosos.

Existen diversas versiones sobre la utilidad de este túnel. Una de ellas refiere que se utilizaba para el rito de iniciación del nuevo inca. Este debía ingresar por la entrada de Sacsahuamán y después de recorrerlo, salir victorioso por el Coricancha, demostrando a su pueblo que había vencido a las fuerzas de las profundidades de la tierra. La verdad de esta leyenda parece estar tan oculta como el hasta ahora inubicable tesoro.


Regresar




Los textos y las fotos publicadas en esta página son propiedad de Empresa Periodística Nacional S.A.C. Todos los derechos reservados © 2001 DIVISION INTERNET Y MULTIMEDIA DE EPENSA (DIME)