Análisis político


Turismo y cultura

 

Fútbol

Turf

Humor

 

Martes, 3 de julio del 2001

 
 

 

Deportes


Amenidades



Culturales

Internacionales

Dennys Falvy

HALLAZGO DEL KORICANCHA NO SERA EVACUADO
Afirmo Fiscal Ad hoc de Defensa del Patrimonio y la Nación.

 

La fiscal Ad Hoc de Protección del Patrimonio de la Nación, Elvira Saloma Gonzales, manifestó que su despacho vigilará el cumplimiento del convenio entre el Gobierno peruano y la Sociedad Científica Bohic Ruz Explorer de España, que señala que todos los vestigios hallados en las excavaciones del Templo del Koricancha se quedarán en la ciudad del Cusco.
Fue con ocasión de la segunda diligencia realizada ayer, en las excavaciones del Koricancha, donde la fiscal Saloma explicó sobre el dispositivo que señala que los bienes encontrados deben ser inventariados, para posteriormente ser colocados en un Museo de Sitio que será acondicionado por la Sociedad Española, al término de la vigencia del convenio, que es de dos años.
En ese acto, la representante del Ministerio Público manifestó también que los responsables de las investigaciones, están dispuestos a proporcionar a la prensa y la población en general, toda la información fílmica y fotográfica que se requiera, "por cuanto no existe la intensión de ocultar los resultados de este importante trabajo de prospección arqueológica, que tiene como objetivo encontrar el túnel que lleva a la gran chincana grande en Saqsayhumán".
"Las facilidades en la información se darán pese a los dispositivos considerados en el reglamenteo de investigaciones arqueológicas del Instituto Nacional de Cultura que claramente señalan que los investigadores tienen potestad de realizar su trabajo demanera reservada durante el primer año de la suscripción del convenio", señaló.
Elvira Saloma precisó que de acuerdo a las indagacioes realizadas por su despacho, hasta el momento se ha podido evidenciar un estricto cumplimiento del convenio por parte de los investigadores, quienes han tenido mucho cuidado en no atentar contra el patrimonio arqueológico existente en el templo del Koricancha y el Templo de Santo Domingo, lugar donde se encontró varias criptas con restos óseos.